Aura: «Con el BL descubrí una comunidad que me hizo sentir bienvenida por primera vez»

Aura entró en el mundo del Fanfic para no salir de él e ir más allá. Esta mexicana amante de la lectura y el BL (BoysLove) comenzó a compartir sus historias en plataformas como Wattpad o AO3, en especial las protagonizadas por psicópatas sexis como Hannibal (Mads Mikkelsen).

Licenciada en Diseño Gráfico, además de la escritura también disfruta de la creación de la portada y la maquetación de la obra, lo cual hace que el proceso sea muy personal.

Hace un año que decidió tomarse en serio su proyecto de ser escritora profesional, con la publicación de Lluvia de Oro (ed. Coven), novela BL histórica omegaverse, donde las apariencias engañan y los líos de familias poderosas están asegurados. También participó en una compilación de relatos de amor entre hombres inspiradas en la mitología griega en Amor Omnia Vincit.

«Mi sueño es un día poder vivir de escribir lo que amo. Aún tengo un largo camino que recorrer, pero realmente lo estoy disfrutando»

—¿Cuándo descubriste que te gustaba el género BL?

Tendría unos 14 años, estaba en la Secundaria y acababa de descubrirme como friki/otaku junto con mis amigas. Una de ellas, que era dos años mayor, nos llevó un DVD pirata con la serie Gravitation y ahí todo cambió. No sé que había en el BL que era tan distinto al romance que solía disfrutar, pero lo que fuera me cambió para siempre. Desde ahí caí en un ciclo de ships que continua hasta nuestros días, me introdujo al mundo de los Fanfics y también a mangas como Loveless, Okane Ga Nai, Haru wo Daite Ita y me abrió las puertas a una comunidad que me hizo sentir bienvenida por primera vez en mi vida. Para mí el BL siempre ha sido una experiencia muy gratificante. 

—Tu primera historia con dos chicos enamorados (no tienen que ser protagonistas), ¿cuál fue?

Oh cielos, no lo sé, si hablamos de Fanfics probablemente mi primera historia fue uno muy tóxico de Harry Potter entre el mago titular y Tom Riddle. En cuanto a historias originales, hace un tiempo tenía un proyecto de Web cómic llamado Ley de Ohm. Era la historia de dos hermanos que empezaban su carrera como superhéroes, uno de ellos descubría que estaba enamorado de su mejor amigo de la infancia y entraba en negación por el peso de las expectativas de sus padres de ser el perfecto modelo de rectitud. Mientras, su hermana se enamoraba de un villano y debía decidir si la vida que le habían impuesto era realmente lo que la hacía feliz. El proyecto nunca despegó como cómic, pero he pensado retomarlo como una novela ilustrada en el futuro cercano.

—¿Sentiste preocupación o algún tipo de miedo de ser juzgada por escribir BL?

Es decir, claro, cuando era más joven. También eran otros tiempos, no era tan abierto como es ahora, no había la misma tolerancia y las voces que pedían estas historias eran pocas y muy dispersas. Pero debo admitir que si bien estoy orgullosa de mi trabajo no creo que sea para todo el mundo, las novelas que escribo en género BL no son algo que, por ejemplo, comparto directamente con mi familia o mi esposo, solo el logro de haberlas completado y publicado. No sé si es miedo lo que me lleva a dejar esa línea, pero espero un día pasarla de largo o bien publicar algo que sea menos controversial en mi hogar.

—Publicas con seudónimo, ¿te planteas más adelante firmar con tu propio nombre?

No, realmente no. Mi sueño es escribir una serie de novelas de fantasía que tenga impacto internacional. Sé bien que un nombre latino como el mío podría ser difícil de vender en mercados extranjeros, así que un seudónimo es algo muy práctico en cuestiones de marketing. Además ayuda a mantenerte un poco separado del trabajo y la experiencia me ha enseñado que esas barreras son muy útiles, quizás algún día aprecie que estén ahí.

—Dime un autor o autora que admires del género.

Pues Yun Kouga, la autora de Loveless, siempre me encantó, su estilo de dibujo me pareció siempre muy cautivador y sus historias creativas, quizás en exceso dramáticas o misteriosas. También me gusta mucho pensar en la autora de Gravitation, Maki Murakami. Admiro mucho su compromiso con la serie que le dio fama, no sólo escribió el manga, un día despertó y dijo, «bueno si van a dibujar hentai de mis chicos, mejor lo hago yo misma y me quedo el dinero, escribiendo así lo que yo considero el material spin off canon más intenso en la historia», haha. Fue tan popular que la llevó a continuar la historia en una secuela. Hay algo que admiro sobre ese compromiso.

Lluvia de oro es una historia de época enmarcado en el género omegaverse, lo cual es más conocido para lectoras de mangas yaoi clásicos que para las de novelas. ¿Cómo ha sido la respuesta de la gente? ¿Has tenido que añadir explicaciones extra sobre alfas y omegas?

Siempre trato que el contexto se entienda dentro de mis historias, sin embargo, el público de Lluvia de Oro surgió de gente que ya estaba familiarizada con el género, así que no fue necesario dar muchas justificaciones al respecto y pude enfocarme en otras cosas.

—¿Cuál fue la idea que te animó a escribir Lluvia de oro?

Una amiga, PureJoysGirl, escribió un FanFic maravilloso que eventualmente convirtió en una novela omegaverse BL llamado Overcoming. Era un drama, hermosamente construido omegaverse victoriano de más de 60 capítulos que me mantuvo al borde del asiento durante meses. El contexto me parecía tan extraordinario, siendo fan desde siempre de novelas como Orgullo y Prejuicio o Cumbres Borrascosas, además de novelas históricas de romance mucho más modernas de autoras como Tessa Dare. Esta última escribiendo romances victorianos que me encantaron al punto que en homenaje los protagonistas de una de sus novelas le di a los padres de mi protagonista Alfa, Louis, una historia sospechosamente similar.

¿Sientes que recibes mejor respuesta de lectoras latinoamericanas o de fuera?

Hemos tenido una muy buena respuesta en latinoamérica, la historia no existe en inglés en este momento, pero hemos recibido apoyo de lectoras latinas en países de habla no española.

¿En qué proyecto estás trabajando ahora mismo?

Estoy inmersa en varios proyectos. Deseo revivir el proyecto de Ley de Ohm como una novela, así que estoy replanteando la historia y el desarrollo de los personajes. También estos escribiendo Espuela de Caballero, la segunda parte de la serie a la que pertenece Lluvia de Oro, si bien los protagonistas son distintos. Mi proyecto principal es una novela de fantasía, un retelling de La bella y la bestia en que Bella y Lumière se enamoran, Bestia no siente atracción por las mujeres y acepta su vida como criatura sobrenatural antes de encontrar el amor con un pirata retirado.

—Hablemos de cifras: ¿Se puede vivir de publicar novelas?

Yo no he tenidos los recursos económicos para darle mas difusión a mi obra, pero ambas publicadas se han agotado en las preventas realizadas para las impresiones de lujo y me han permitido generar ingresos suficientes para cubrir los gastos de producción, envío y mantenimiento del sitio web y la tienda en línea. Con más recursos no dudo que fuera viable vivir de publicar novelas. Desafortunadamente, empecé muy tarde en esto y tengo responsabilidades económicas, si hubiera empezado cuando vivía con mi madre quizás habría podido invertir más desde un inicio.

Conoce más a Aura

¿Qué es el omegaverse? Cinco recomendaciones para entenderlo mejor

Imaginemos un mundo en el que no importa ser hombre o mujer, sino alfa, beta u omega. Donde los instintos prevalecen, existe la pareja destinada y una pequeña cantidad de la población sufre un periodo de celo. Un mundo en el que ser omega significa la humillación y la lucha continua en la sociedad y contra los instintos; mientras que los alfas son vistos como líderes, en la cúspide de la jerarquía.

Bienvenidos al omegaverse.

No vengo a hacer ningún análisis profundo del tema, sino a dar unas pinceladas de este subgénero del BL (Boys Love) que tuvo su boom con los fanfics de Teen Wolf y Sobrenatural en 2010 en Occidente. En realidad, se conocían de antes, sobre todo en Asia, con mangas yaoi en los que una de las características que más llama la atención es el embarazo masculino.

Bien, ahora que tengo tu atención, recapitulemos.

En el omegaverse, además de hombres y mujeres, existe la jerarquía de alfa, beta y omega. En este subgénero de fantasía, que se adapta según cada historia, los alfa y omega suelen ser la menor cantidad de la población, dos polos opuestos que se atraen, mientras que los beta representan a la mayoría.

Mordiscos en la nuca, ‘anudar’ a la pareja o el uso de píldoras son detalles que varían según cada adaptación

Los alfas son el ‘top’ de la sociedad, lo mejor de lo mejor, que en las historias suelen tener una particular obsesión con los omegas (casualmente siempre se cruza alguno en su camino, o viceversa). Tanto unos como otros pueden expulsar feromonas (sí, feromonas) para atraer al contrario hasta desatar sus instintos. Porque el omegaverse va del lado más salvajes de los humanos (en relaciones entre hombres, sobre todo), de reprimir o no (a veces con píldoras) sus ansias por desfogarse con su polo contrario.

Porque los alfas y omegas están destinados a encontrarse. En algunas historias se habla de una unión o lazo del destino, en otras no se menciona, pero siempre terminan chocando y, si la pareja va bien, acaba con dos padres y un bebé que derrite los corazones de las fujoshi y amantes del BL (porque no hay nada que nos atraiga más que un hombre, o dos, embobado con su hijo/a pequeño).

Después cada autor adapta las ideas básicas de esta fantasía a su manera. Algunos alfas marcan a sus omegas con un bocado en la nuca, por lo que los omegas deben llevar collares que los protejan de mordiscos indeseados antes de encontrar al amor de su vida. En otros, si el alfa/omega muere, también arrastra a su pareja.

El omegaverse trata del lado más salvaje de los humanos, de reprimir (o no) sus instintos

También los hay quienes ‘anudan’ a su pareja en el sexo, igual que los perros o los lobos. No os voy a dar detalles sobre los órganos sexuales, pero se habla de hombres con anos lubricados, dando a luz por cesárea y mujeres con clítoris desarrollados que embarazan a omegas (hombres o mujeres).

El celo, sin embargo, sí que suele ser una idea que se repite. Es un periodo en el que el omega suele estas más o menos incapacitado pues su cuerpo le «exige» mantener relaciones sexuales y, bueno, como haya un alfa o beta (en menor medida) cerca, estos se ven atraídos por sus feromonas y rara vez acaba bien. O sirve como detonante de trama.

Todo ello se puede enmarcar en mundo actual o antiguo, desde época victoriana o, incluso, prehistoria, hasta urban fantasy con hombres lobo o clásica trama oficinista de jefe-empleado que se va de manos en época de apareamiento.

Machismo

Hay que admitir que la base del mundo omegaverse es machista, solo que la idea del patriarcado se ve trasladada al del ‘alfa supremo’, cuya voluntad solo existe para cumplir y hasta hay betas y omegas felices de obedecer. Historias con final feliz donde el macho alfa (literal) es quien toma las decisiones y se relega la figura del omega a la clasista mujer sumisa y complaciente con el otro sexo.

Sin embargo, esta idea poco a poco está cambiando gracias a los nuevos movimientos feministas que también se observan en el BL, tanto en Asia como Occidente. Por ejemplo, el primer omegaverse manga que se licencia en España es Megumi to Tsugumi, con un omega de armas tomar, un alfa preocupado por su pareja y donde el consentimiento mutuo es la base de su relación. Aun así, la trama de su alrededor gira en torno a la lucha de las jerarquías y que la sociedad sigue viendo a los omega como inferiores.

El omegaverse es todo un mundo por descubrir, con historias que van llegando a España y que ahora mismo están disponibles también en ebook. Por ello, os traigo unas sugerencias para conocer este género que va más allá de los fanfics y cada vez atrae a más seguidoras.

Lluvia de Oro
Aura

Como el único hijo omega de un conde sumido en la pobreza, Elliot sabe que su matrimonio con el rico mercader Horace Hamilton es algo a lo que no puede negarse. Pero cuando su prima Georgina le ofrece la oportunidad de acompañarle en su visita a Hillsmoth House, su futuro cambiará.


Aquello que nos prometimos
Lena Wolf

Bienvenidos a «El Rey Omega», el mayor club de alterne para Alfas, en el que todas las perversiones pueden hacerse realidad. Solo existe una regla: no marcar a ningún Omega; la imaginación es tu límite siempre y cuando estés dispuesto a pagar el precio.

¿Es posible mantener viva la esperanza en un lugar tan sórdido como ese?


El Halcón que protegía la luna
Leo Rodríguez

Dorian Crawford no podía creer que había encontrado a su compañero, la mitad de su alma, tampoco que este fuera otro hombre —porque, vamos, ¿desde cuándo el Destino había sido bueno con él? Dorian no podía recordarlo— ni mucho menos uno tan encantador como el pequeño y precioso Gareth Andrews.

Entonces un pequeño descuido, solo uno…, y él estaba embarazado.


Lies
Mirage Project

Odiar al hombre que le arrebató todo había sido más sencillo en su cabeza. Sin embargo, ahora Jules no sabe qué hacer frente a las traicioneras reacciones de su propio cuerpo al encontrarse con aquel dominante de personalidad implacable e increíble atractivo. Pese a todo, esta atracción palidece en cierta medida ante los sentimientos que Jules comienza a abrigar por el guardaespaldas del millonario, alfa también aunque de segundo grado.


Garras de Omega
Diother Lu

León es el último lobo blanco sobre la tierra, un omega que se oculta en el imperio de aquellos que extinguieron a su raza. Él aún logra pasar desapercibido, pero cuando llega su primer celo, queda vulnerable y al descubierto como lo que es: un omega de una raza extinta. Ansiado. Deseado.
León teme ser vendido en los burdeles del reino de Kez, pero el horror de su destino supera sus expectativas: será entregado al príncipe de los grandes lobos negros de Seth.


Enlaces de interés: