Hetero y lectora de LGTBI

El 28 de junio es el Día del Orgullo, de la diversidad, del amor sin fronteras. Una visibilidad necesaria y razón por la que traigo este post, con un objetivo: la reivindicación de los escritores de temática LGTBI. Autores enmarcados en una etiqueta que tan solo se diferencia por incluir estos colectivos como protagonistas y que puede afectar o no a la trama.

Es curioso como en la cultura occidental tenemos menos interiorizados ciertos términos, mientras que en otros están de vuelta de todo. Ocurre en Asia, con el antiguo uso de yaoi en los 70, actualizado a un más aceptado bl (boys love) o, en historias protagonizadas por mujeres, del yuri al gl (girls love).

Vamos tarde, como siempre, pero no por ello nos faltan ganas y búsqueda de representación. Porque, al fin y al cabo, qué son estas historias sino la necesidad de ampliar las miras de los lectores de papel o digital.

Una de las cosas que más me llamó la atención al hablar en ciertos círculos de que me gustaban las novelas/historias/mangas bl, fue la velada sospecha de mi heterosexualidad. Que, vamos, ofensa ninguna, pero que absurdo lo es un rato largo.

Como si no se pudiera disfrutar de una obra de amor entre chicos por lo que se tiene entre las piernas. Claro, es que hasta ahora el colectivo LGTBI no entendía el mecanismo en el 99% de las historias de amor que existen en el mercado… (léase con ironía)

No hablamos de los gustos o identidades individuales, sino de la representación, la visibilidad, el ver personajes del colectivo inmersos en una investigación de detectives, teniendo una cita, parándole los pies a un villano psicópata o, simplemente, comiendo palomitas en el sofá.

Hay grandes autoras y autores de temática LGTBI, con historias que se clavan y hunden en el corazoncito. Escenas tórridas, violentas, de misterio o con criaturas paranormales. Los géneros y subgéneros son los mismos. La única diferencia: el foco del protagonista, que aporta más diversidad. Y punto.

Así como hay maravillosos escritores LGTBI, vengo a poner el foco en la materia prima nacional. ¡Sí, hay bl/gl español! ¡Y es una pasada! Ahora parece que grandes editoriales comienzan a hacer hueco, como Harlequin, mientras que pequeñas siguen dando un impulso, igual que Kakao Books. Por ello os propongo una pequeña muestra de lo que ofrece el mercado nacional a día de hoy.

Tenéis varios links en este tuit de las FujoshiSis (Gracias a Roser por aportar en este listado). Y, al final del post se encuentran los links para haceros con alguno de ellos.

En serio, dadles una oportunidad.

¿Habéis leído novelas de temática LGTBI? ¿Conocéis más que me podáis recomendar? Si pasáis material, prometo una segunda entrada del tema.

Palabra de amapola.

LINKS

Azahara Vega. La promesa del Alfa

Lena Wolf. Imposible

Maiko Pink. Amor oculto

Fabián Vazquez. La búsqueda del perdón

Roni Green. En el armario

Susanna Herrero. El chico de la última fila

Julio Marín. El chico del corazón blandito

Nisa Arce. Las reglas del juego

Roser A. Ochoa. Seamos una familia

Nut. Juegos de amor

Nayra Ginory. A través del sexo

Alex Sánchez. Rainbow Boys

Bry Aizoo. Fantasía a cuatro manos

Elsa García. Si no es contigo, no es

Iñigo Aguas. Los cuerpos de la habitación roja

Paula Gallego. 7 semanas en París

Clara Duarte. Cada seis meses

PS: Yo también aporto mi granito con ‘Solo quiero devorarte’.

Solo quiero devorarte

‘Solo quiero devorarte’ (Saga Roja 1). A la venta desde el 1 de julio de 2021

Sinopsis:

Cinco pasos: reconoce tu adicción, acéptala, busca una razón para dejarla y prepárate para luchar. Hazlo.

San Petersburgo. La Policía encuentra el cuerpo de uno de los chicos del grupo de desintoxicación que tutoriza Desya. Informan que trabajaba para los Dachnoye y que vendía droga en el Infernum. Pero Desya sabe que no es cierto, y prueba de ello es el mordisco en la mejilla del cadáver.

Tikhon es adicto a la carne humana. Rechazado por los de su especie y viviendo de okupa en casa de su tío, se une al grupo de Desya. Quiere desengancharse. Quiere dejar de matar. Solo que los tentadores latidos del corazón del tutor despiertan sus más oscuros instintos de depredador.

Recuerda, sigue los pasos.

Evita recaer.

Un adicto lo es toda la vida.

El amor no basta para salvar al monstruo.

¿O sí?


Publicación: 1 de julio
Diseño portada: Marta Pena de Cor de Xyz
Correcciones: Antonia Cuenca Honrubia
Papel y digital / Amazon