Crónica Sant Jordi 2018

Queridos lectores.

¡He estado en Sant Jordi! ¡HE ESTADO EN SANT JORDI! 
Vale, ya, fin de la histeria, pero
¡¡¡HE ESTADO EN SANT JORDI!!!
Mi cara de felicidad con mis pequeñines

Pues eso, que hace una semana cogí un avión y me planté en Barcelona. Así dicho suena muy improvisado y loco y divertido, pero en realidad era una idea que me rondaba desde el año pasado, cuando Escarlata Ediciones me invitó a ser una más en el stand.
Tras muchos cambios de agenda y arreglos con la compañía aérea, al final pude coger mi vuelo el lunes, 23 de abril, a las 9.30 y aterrizar en Barna a las 11.00, con intención de volver a las 20.30 para Jaén. Es decir, un día intensísimo, pero que sabía con antelación que merecería la pena.
Y tanto que mereció. Uf.
¿Quién no sueña con estar en la feria del libro de Barcelona? ¿Recorrer La Rambla en pleno Sant Jordi? Con las rosas, las novelas y los escritores. ¡Y más aún al otro lado de la mesa! Con tus libros, tus historias en papel, tu bolígrafo favorito y los nervios contenidos tras una sonrisa tensa pero sincera. Pues ahí estaba yo y aunque ya llevaba casi media hora perdida entre novedades de editoriales, no me lo creía.
Yo a punto de coger un vuelo con cara de sobada
Me perdí, claro, tenía que pasar. Estuve casi media hora dando vueltas por ahí hasta que me di cuenta de que iba en sentido contrario. Así que a desandar lo andado. Llegué tarde, pero llegué. ¡Llegué!
Enseguida me encontré con la familia Escarlata, o parte de ella. Ahí estaban mi editora, Scarlett de Pablo, Marta Peña (portadista), y las escritoras Lorena Pacheco y María Viqueira. Luego vinieron Mimi Alonso y Gema Bonín. Así dicho suena todo muy formal, pero enseguida fuimos un montón de abrazos y achuchones y lágrimas. Porque lloré, más que nada porque vi por primera vez en vivo mi última novela \»El lamento de los abedules\». Y, claro, eso siempre emociona.
Hay vídeo. En cuanto esté disponible edito esta entrada y os lo pongo. Mientras, os quedáis con las ganas. ¡Ja!
Parte de la familia Escarlata. Abajo, Lorena, María, Marta; arriba, Mimi, Scarlett, yo misma, Gema. Women power!!

Había un montón de gente, se pasaban, preguntaban y se interesaban por nuestras mini maravillas de papel. También se vendió y todas firmamos y dedicamos con cariño y amor. Porque de eso estábamos sobradas, al menos ese día.

A mí también me tocó, por suerte me había preparado algunas frases con antelación para que la cosa no fuera repetitiva.

Vale, volvemos al momento histérico un segundo:

¡He firmado mi libro en Sant Jordi en Barcelona!

Ya. Proseguimos.

Ahí estoy yo, muy concentrada en poner una letra detrás de otra
Comimos tarde. Muy tarde. Creo que nos dieron las cinco esperando al tipo de Glovo para que nos trajera unos burritos. Lo triste fue que cuando llegó estaba Gema firmando sin parar como toda una profesional, y nosotras de fondo, zampando cual animales de granja jajajaja. ¡Teníamos HAMBRE! 
Los burritos volaron y nosotras seguíamos de charla y disfrutando como chiquillas con nuestros libros expuestos en el stand de Escarlata. Teníamos el estómago lleno y hacía buen tiempo. O sea, una maravilla.
Pero todo lo bueno acaba, y más cuando hay que regresar a casa, a unos ochocientos kilómetros. El avión llegó con retraso y a las once de la noche ya estaba casi en mi hogar. Agotadísima, pero con una sonrisa laaaaarga larga.
¿Qué más os puedo contar de ese día? Que fue trepidante, emocionante y muy completo. Que me faltó dar muchos más abrazos y estar más rato con el equipo Escarlata, que quedó mucha conversación pendiente, pero que lo recuperaremos aunque sea por el mundo digital.
Mis dos pequeñines, \»Amapola de sangre\» junto a su nuevo hermanito, \»El lamento de los abedules\». Ays
Fueron poquitas horas y todas nos quedamos con ganas de más. Así que ya estamos todas contando los días hasta el próximo Sant Jordi.

Mientras tanto, yo os adelante que voy a daros el coñazo bastante con mi nueva y brillante y genial novela \»El lamento de los abedules\», porque es genial, preciosa y estupenda. Y os va a encantar.
Palabra de amapola 😉

Decepciones de Año Nuevo

Queridos lectores.

Sé que el Año Nuevo está bastante avanzado, pero este es uno de esos post que he ido posponiendo y ¡ya no puede seguir así! ¿Adivináis de qué va la cosa? Seguro que sí, al menos si habéis seguido mis últimas publicaciones: El Reto de Lectura 2016. ¿Que qué ha pasado? Pues que ha sido un desastre. Sí, una M con mayúsculas. Ha caído un mito, una leyenda, la \»Enara, Devoradora de Libros\» ha perdido su título para ser la \»Catadora de relatillos\». Ays.

¡Ocho libros! ¡En un año no he leído más que ocho míseros libros! Lo sé, es para pegarme muy fuerte. De hecho, puedo hasta poneros los que sí me he leído (con enlace a la reseña en Goodreads):
Amor Oculto, Maiko Pink
Arlia, Entre mundos, Scarlett de Pablo y Alexia Goher
Arlia, la luz robada, Scarlett de Pablo y Alexia Goher 
Mierda en mis tacones, Lorena Pacheco (Reseña pendiente, pero MOLA)
Sombra de Vampiro, Bella Forres (No pienso reseñar tal basura)
El Guardián invisible, Dolores Redondo
El libro del cementerio, Neil Gaiman
Y… Amapola de sangre, pero ese es trampa, porque lo escribí yo.
Qué triste…
Aquí tenéis la lista completa de mis decepciones durante doce meses. Una detrás de otra. ¡Es que además ni siquiera he seguido los condenados números! La mitad son novelas que me encontré por el camino.
Ahora toca analizar la situación, descubrir cual ha sido el problema, por qué no he podido dedicarle unas páginas a cada libro antes de acostarme o en los ratos muertos frente a la televisión. Bueno, todo serían excusas. Cansancio, sueño, pereza, hambre… Bueno, lo último no.
En resumen, la próxima vez que me meta en retos locos, mejor pensar un poco antes. Porque ¿acaso creéis que esto me detendrá? ¿Que una bofetada de la realidad me hundirá? ¿Que me quitará las ganas de leer? ¡JAMÁS! Solo seré más realista. Así que empecemos con algo más calmadito.
Doce libros. Doce meses. Suena bien, ¿no? (sin querer imitar ninguna causa televisiva) Bastante asumible. Pero démosle un toque para hacerlo más difícil (como si eso fuera a hacer el reto más divertido, claro que sí): Que cada libro no lo escoja yo, sino vosotros. En algunos pondré opciones, en otros será \»veda libre\». Depende de la excepción, porque claro que hay una excepción, unas normas a seguir, y están reflejadas en el siguiente infográfico de HuffingtonPost:

Así es. Un mundo de oportunidades cada mes. El primero ya lo tengo fichado. Lo siento, pero llegáis tarde. El género es ciencia ficción militar, ya os escribiré mis avances con la nueva aventura.
Quedan pocas semanas para el mes de febrero, entonces volveremos a vernos las caras. Sacad vuestra lista de libros extraños, que estoy deseando pillarlos. Podéis anotar vuestras recomendaciones según avancen los días en los comentarios de esta entrada o en mi Facebook. Prometo cumplir, esta vez sí.

Palabra de amapola.

Iniciativa Seamos Seguidores

Queridos lectores,

Últimamente he visto en varios blogs la mención a la iniciativa \»Seamos Seguidores\». El gusanillo me lo han metido sobre todo el blog de María Viqueira, Los fragmentos del destino, y el de Scarlett de pablo. Son mujeres peligrosamente adictivas.

Con permiso de Scarlett (puedo, ¿no?), copio su texto que explica perfectamente el objetivo de esta iniciativa:

La idea de esta entrada es que nos ayudemos entre bloggers. Esto es muy fácil y consiste en que vosotros sigáis mi blog y comentéis esta entrada con el link a vuestro blog de modo que yo también os pueda seguir. Después, os lleváis esta imagen y esta explicación a una entrada en su blog para que otros bloggers os sigan a vosotros y podáis seguir a los que os comenten.

No hay que enlazar nada ni nombrar a ningún otro blog. Lo que si se puede hacer es poner esta imagen como banner, pero sería para que otros bloggers encuentren más fácilmente la entrada. 

¡Solo es publicar y devolver! 

En definitiva, con comentar aquí debajo es suficiente. Prometo sacar tiempo para visitaros y devolver el seguimiento, palabra de amapola

¡Ah! Aquí tenéis una lista de blog apuntados a la inciativa seguidores que se actualiza continuamente gracias al blog ¿Dónde está mi lápiz?