Autoras nacionales de homoerótica que se inspiran en Asia

La poesía de los cerezos en flor, la elegancia de los kimonos, un poco de acción con katanas y besos con sabor a té matcha. Es indudable que Japón nos tiene embelesados a más de uno y, tras la publicación este 23 de septiembre de La última plegaria del dragón (Selecta), os traigo otras historias que también os podrían interesar.

Nada como un drama chico x chico en Tokio, Kioto o con una fuerte inspiración asiática en tierras occidentales para hacernos viajar a través del papel.

Hay autoras y novelas con relaciones heterosexuales también que van hasta el Japón feudal (como Bushidó de I. J. García), o la apertura de los japoneses a finales del siglo pasado con Después del Monzón, de África Ruh. A las actuales con Respira, de Paula Gallego.

Sin olvidar la pasión por el K-Pop en De Seúl al Cielo de Silvia Aliaga y Tatiana Marco  o Mi primer amor de Elsa M. R. No obstante, vosotras queréis una buena historia entre dos chicos, así que aquí tenéis algunas que os podrían gustar para unir la pasión por el BL y la cultura asiática.

Si conocéis más, no dudéis en comentarlo, nada como ampliar listas de lectura pendiente, y con cariño.

Juego de Amor

Nut

Morgan y Kato son diferentes, opuestos como la noche y el día. Nueva York será el tablero, y ellos mismos las fichas que, como en una partida al juego japonés del Go, habrán de desplegar en la dura batalla por mantener a flote su compleja historia de amor. ¿Podrá su relación sobrevivir a las desavenencias, sus respectivos pasados familiares y, sobre todo, a ellos mismos?


Ocho mil kilómetros

Ami Mercury

No todas las normas están para cumplirlas. No siempre es verdad lo que damos por sentado. Eso es algo que Matsubara no se ha planteado nunca hasta que, en una fría mañana, conoce a Arian. viajamos a Kioto, donde se desarrolla esta historia de amor entre dos chicos tan distintos como el día y la noche.


Solo una noche más

Abigail Villalba Sánchez

Japón, periodo Sengoku.

Tras el levantamiento y la traición de los samuráis de la familia Konoe, nada tiene sentido para Tomohisa. Su vida, ligada íntimamente al damyo de la familia, Konoe Akira, no merece la pena si él ya no está. Pero… hay maneras de volver a verle, pese a que su cuerpo ya no camina en el mundo de los vivos.


La lluvia de Tokio es gris

Nisa Arce

Inmerso en la vorágine de las largas jornadas de trabajo y su soledad, Kenzo siente que ya nada le emociona en Tokio, en la que reside desde hace casi veinte años. Cuando le llega el rumor de que han visto a alguien determinante de su pasado en el barrio gay de Ni-chōme, en Shinjuku, decide probar suerte e ir a su encuentro.


La última plegaria del dragón

Enara de la Peña

Tokio. Era Taisho

En un improvisado viaje de Nueva York a Tokio, Cole trata de averiguar quién es en realidad. Con suerte y la ayuda del hombre de hielo Kimitake, su atractivo traductor, comenzará una investigación que sacará a la luz el misterio de la desaparición de su madre.

Novelas BL de ‘insti’ para empezar el curso

Septiembre siempre significa inicio de curso. Plastificar libros, comprar nuevas carpetas y decenas de subrayadores de colores era mi ritual para principios de mes.

Ahora, aunque he perdido esa costumbre (madurez, trabajo, adulting), os traigo un post que nos lleva a través de las novelas de regreso al instituto. Pero vamos un paso más allá. Novelas BL (Boys Love) con adolescentes cargados de hormonas y dudas sobre su identidad.

Nada como un buen drama colegial para empezar el curso escolar.

En mi búsqueda de títulos me ha parecido curioso haber encontrado más historias ambientadas en entorno universitario (como la saga Signos del Amor, de Anyta Sunday), de New Adult, que de género juvenil o que suceden en Secundaria.

Yo solo quería la clásica historia de chico conoce chico y se enamora entre clases, comparten bandeja en el comedor, se plantean invitar al otro al baile de fin de curso… Sin embargo, admito que no ha sido fácil, y menos las que dejan la angustia adolescente a un lado (o gran parte).

Es evidente que evitar estas tramas es imposible. A esa edad lo normal es plantearse quién es uno y añadirle la profunda desesperación de un mundo que lo devora y regurgita después entre exámenes de trimestre y acoso escolar.

No obstante, siento que es más común encontrar historias ‘happy’ o de trama más sencilla en relaciones heterosexuales. ¿Hemos hablado ya de cómo la representación de homosexuales va unida a un profundo drama/trauma/pesadilla vital? Este tema da para otro post, más adelante.

Os traigo un poco de mezcla de historias. Alguna más liviana, otra más profunda, una más con magia y, por supuesto, todas con toneladas de amor.

Si conocéis novelas con chicos adolescentes en su primera cita, compartiendo un helado, yendo al cine o, simplemente, comiendo palomitas delante de la tele mientras pasan de hacer los deberes, ¡decídmelo!

Ahí van mis seis recomendaciones (y un extra).

Yo, Simon, Homo Sapiens
Becky Albertalli

Tierna, divertida y auténtica. Una historia que es pura esencia adolescente. Personajes entrañables con una trama de chantaje, amistad y ciber-amores misteriosos. Muy recomendable para empezar en el género BL y engancharse.


Solo quedó nuestra historia
Adam Silvera

Dramón adolescente que engancha por la terrible pregunta de “¿por qué alguien se quitaría la vida?”. Se habla de la culpabilidad, el arrepentimiento, los secretos y el amor entre dos chicos. O más. Mejor leedlo.


(Im)posible
Lena Wolf

Autora nacional que me encantó. Historia real y humana, con una manera de asumir la homosexualidad muy natural. Se habla de bullying, de acoso, malas amistades y buenas decisiones que cambian la vida. Habrá segunda parte y estoy deseando que salga.


Rainbow Boys
Alex Sánchez

Historia que se lee en un suspiro, con tres personajes principales que todavía están conociéndose a sí mismos. El hetero convencido que tal vez no está tan convencido, el gay que abre armarios poco a poco y el que pensaba saber perfectamente quién era y aún le queda por aprender. Muy recomendable.


Abiertamente hetero
Bill Konigsberg

Un chico gay que cambia de instituto para intentar dejar de ser el foco de atención. Historia ligera con un trasfondo muy real que se lee rapidísimo. Algunos tópicos, colegas que dan sorpresas y amores no tan imposibles.


Moriré besando a Simon Snow
Rainbow Rowell

¿Shipeábais Draco Malfoy y Harry Potter? Pues Rainbow Rowell lo hizo real. Magia, chicos de instituto, uno malo y otro terriblemente bueno que, por supuesto, se enamoran. Disfruté cada página, con una de las escenas de beso más bonitas que he leído. Tengo pendiente la segunda parte.


EXTRA

Todas las flores son nuestras
William Peña

Novedad de este septiembre de Ediciones Dorna. Hará que sus personajes nos dejen el corazón calentito y nos haga salir corriendo de casa a la floristería más cercana. Novelette de toque juvenil y ambientada en Murcia. Amor a fuego lento entre dos adolescentes.

La última plegaria del dragón

Un silencio de treinta años, un secreto que marca dos historias de amor.

¿Puede el amor tener una segunda oportunidad en mitad de una guerra Yakuza?

Una apasionante historia de amor, acción y sensualidad.

Tokio. Era Taisho

Nora abandona su vida en Londres para perseguir el sueño de enseñar en Japón. Aunque los fantasmas de su pasado continúan acosándola, lo último que se imagina es que su alumno será la clave en la lucha de las dos principales familias de la mafia japonesa.

Entre garitos de apuestas y locales clandestinos, Ryu, un yakuza frío y solitario, pelea por recuperar el orgullo de los Maruyama. Hasta que se convierte en el guardaespaldas de un niño de cinco años y, casi sin darse cuenta, también de su irritante profesora.

En un improvisado viaje de Nueva York a Tokio, Cole trata de averiguar quién es en realidad. Con suerte y la ayuda del hombre de hielo Kimitake, su atractivo traductor, comenzará una investigación que sacará a la luz el misterio de la desaparición de su madre.

Dos historias de amor que se entrelazan en una ciudad gobernada por la tradición y la imparable fuerza del progreso. Cautivados por los cerezos en flor, cuatro vidas quedarán para siempre unidas en una aventura por los bajos fondos de Asakusa donde nada ni nadie es lo que parece.

Editorial: Selecta (Penguin Random House)
Idioma: Español
ISBN: 9788418399770
Páginas: 227
Formato: Ebook
Lanzamiento: 23 / 09 /2021

Enlace Penguinlibros.

Disponible en:
Amazon Kindle, El Corte Ingles, Fnac, Casa del libro,Google Play, Apple Books, Rakuten Cobo

¿Qué es el Premio Literario Amazon o PLA ?

Más de uno lo habréis visto, los tags #Pla #Pla2021 o #PremioLiterarioAmazon2021
¿Qué narices es eso? Para los ajenos al mundo indie o de autopublicación nos pilla de sorpresa, así que cuando me comentaron de hacer coincidir la publicación de Solo quiero devorarte para que participara en el PLA, me quedé a cuadros. Tocó investigar y preguntar. Os traigo un poco de luz para los perdidos como yo.

¿Qué es el PLA? Es una iniciativa dedicada al descubrimiento de nuevas producciones literarias y abierta a autores independientes que publican en español a través de KDP. O sea, un escaparate para los noveles e indies.

¿Qué premio hay? 5.000 euros, publicación audiolibro con Amazon Audible y potente promoción de marketing en Amazon internacional. Es decir, escaparate x2 y a lo bestia (y cubrir los costes de publicación de sobra). PD. a los 5 finalistas les toca un Kindle Oasis y promo más light.

¿Qué requisitos hay que cumplir? Que la obra esté en digital y tapa blanda. Que esté en KDP Select / Kindle Unlimited (solo es darle a un botoncito). Que no tenga contrato con ninguna editorial. Ah, y que tenga mínimo 24 páginas.

¿Cómo participar? Incluir el término “premioliterario2021” en el campo de palabras clave de la novela, en KDP (Kindle Direct Publishing) Amazon, en las opciones del libro (donde van las palabras claves de tu novela). Y ya está.

Fin de inscripción: 31 de agosto. Datos concretos aquí.

Fácil, sencillo y para toda la familia.

Eso sí, ¿ganar? Es complicado. Se trata de un premio que suma fácilmente a más de 3.000 participantes y que se puede salir vencedor de insistencia o de primerizo, como le ocurrió a Luis Carlos Castañeda, ganador del año pasado. Hay un jurado, aunque también se valoran los comentarios y las estrellas.

Entonces, ¿por qué presentarse? He hablado con algunas autoras que me han comentado su experiencia este y otros años.

“El año pasado participé con Mientras dure la tormenta por probar y me gustó mucho la experiencia, porque la gente se involucró y me apoyó. Llegué a lectores que no me conocían. Así que este año decidí repetir y estoy disfrutando de nuevo de la experiencia. No se trata de ganar o no, sino de llegar a lectores nuevos”.

— Estefanía Jiménez

“Creo que es una buena oportunidad para que los lectores lean a otros autores que no son tan conocidos dentro de la romántica. El año pasado participé con Tú, yo, la vida. Me conoció gente, es cierto, pero con cada novela es como volver a empezar con los lectores”.

— Anabel Botella

“La primera vez que participé me fue muy bien con Al tercer día. La segunda, con Sangre fría, no tanto. Está bien que se hagan promos y publicidad de libros de PLA, pero de golpe se publican muchas novelas. Si tuviera una hecha y coincidiera, la presentaría. Pero esforzarme en terminarla para llegar a tiempo no merece la pena”.

— Roser A. Ochoa

“Es la cuarta novela que presento al PLAS. Ninguna de las tres anteriores quedaron finalistas. No obstante, me sirvió como escaparate. Aunque siempre he presentado thriller, este año pensé que el mundo necesitaba sonreír, y como mis expectativas de quedar finalistas a estas alturas son nulas, decidí publicar un thriller cómico e intentar sacar esa sonrisa que tanto necesitamos”.

— Gema Tacón

“Este es mi segundo año. El pasado fue con En busca del Highlander, esta vez le toca a Salvier, la serpiente y su alocada historia: Warrior Serpiens. Me animé a participar porque es una plataforma de visilibidad muy grande, además que me da la oportunidad de hacer llegar mi novela a nuevas lectoras que apuestan por el PLAS”.

— Azahara Vega

“He participado todos los años desde el 2018. Para mí es una vitrina donde tengo la oportunidad de dar a conocer mi trabajo a un sinnúmero de lectores que, de otra manera, no llegaría. También es la ilusión de ir mejorando y aprendiendo para quizás algún día llegar hasta la final”.

— Bella Hayes

10 tips para escritores de ¿vacaciones?

Nada como unos días de desconexión para… ¡escribir! Tumbados en la playa, con los pies a remojo en la piscina o sobre la hierba del camping. No importa el lugar si la inspiración es buena. Somos, como si de una maldición se tratara, gente acostumbrada a usar cada resquicio de su tiempo libre para invertirlo en juntar letras.

Así, llegan las vacaciones de verano y nada como tener un montón de horas libres para poner por escrito esas ideas que no hacen más que dar vueltas por la cabeza. Pero ¿estás seguro? ¿Lo tienes todo listo? Porque una cosa es tener tiempo, y otra aprovecharlo. Y concentrarse.

Ahí van unos consejos para estos días que pueden servir de ayuda.

{Ah, sí, las fotos son una excusa para lucir a mi precioso Dio. Disfrutad}


  1. Ten tu rincón

Puede ser una mesa con su silla de ordenador decente, una esquina del sofá o un puff maravilloso en el despacho. Lo importante es que en cuanto te pongas ahí sea para trabajar y remolonear lo menos posible.


2. Hidrátate

Es un clásico, pero también una realidad. Es verano, hace calor, ¡bebe agua! O té (fresquito) o café (con hielo). Parece una tontería hasta que las letras del ordenador empiezan a moverse solas y resulta que estás a punto de sufrir un golpe de calor. ¡Cuídate!


3. Siesta, ¡qué gran invento!

Ya seas madrugador o noctámbulo, nada como echarse una buena siesta después de comer. En el Sur es esencial para sobrevivir, y una maravillosa costumbre nacional. El reposo trae mejores ideas. Así que, a descansar.


4. Planifícate

Si durante el año las agendas son importantes, cuando tenemos de golpe tantas horas disponibles, ¡lo son más! No hace falta tener un horario muy marcado, pero sí plantearnos cuándo escribir y cuándo NO escribir. Pensar, investigar, sumergirnos en redes… para todo hay tiempo. Solo hay que organizarse.


5. Toca revisión de cajones

¿Recuerdas esos archivos que hace tiempo que quieres mirar? El ‘idea de relato’ o ‘posible historia’ o ‘prólogo prueba’. Pues ahora es el mejor momento. Sin el estrés de plazos, de jornadas laborales u obligaciones externas. Echa un vistazo, ¿que encuentras algo interesante? ¡Perfecto! ¿Que no? Pues a por otro mojito


6. Busca otra inspiración

En el cielo, en las nubes, en las olas del mar o en una cafetería. Sal, date un paseo, observa a la gente, escucha sus conversaciones. Deja que el tiempo fluya y te llene la cabeza de ideas. Buenas o malas, eso está por ver. Pero que la inspiración te inunde.


7. Pausa en las redes

Cortar del todo es imposible, sobre todo si quieres conservar el movimiento de tus redes. El ritmo bajará, en general. Hazlo tú también. Escribe un post avisando de que estarás menos activa, reduce el número de publicaciones, interactúa lo justo. Será difícil, es una peligrosa adicción. Pero necesario.


8. Papel y boli, lo mejor

Ya sabemos que las pantallas brillantes y el sol de la playa no se llevan bien. Así que mejor aparcamos el móvil, la tableta o el portátil y volvemos al papel y bolígrafo de toda la vida. Además, evitamos el riesgo de que la arena se cuele en el dispositivo y entremos en pánico.


9. Cuidado con recalentarte

Esto sirve para nosotros y también para nuestros ‘cacharros’. Si nosotros nos tenemos que hidratar, los dispositivos tienen que apagarse. Y más cuando les da el solazo del campo o el calor del insoportable verano del Sur. ¡Busca siempre la sombra! Por ti y tu querida tecnología (o, sino, a por el consejo 8)


10. ¡Estás de vacaciones!

Por encima de todo, no olvides que… ¡Estás de vacaciones! Así que tienes que parar. Sí, es complicado y la carga mental de tener que ser productivo hasta en nuestro periodo de descanso es una losa. Sin embargo, es esencial para mente y cuerpo hacer pausas. Escribe a la mañana, desconecta a la tarde. O al revés. Prográmate, pero recuerda meter este punto en tu horario.

Hetero y lectora de LGTBI

El 28 de junio es el Día del Orgullo, de la diversidad, del amor sin fronteras. Una visibilidad necesaria y razón por la que traigo este post, con un objetivo: la reivindicación de los escritores de temática LGTBI. Autores enmarcados en una etiqueta que tan solo se diferencia por incluir estos colectivos como protagonistas y que puede afectar o no a la trama.

Es curioso como en la cultura occidental tenemos menos interiorizados ciertos términos, mientras que en otros están de vuelta de todo. Ocurre en Asia, con el antiguo uso de yaoi en los 70, actualizado a un más aceptado bl (boys love) o, en historias protagonizadas por mujeres, del yuri al gl (girls love).

Vamos tarde, como siempre, pero no por ello nos faltan ganas y búsqueda de representación. Porque, al fin y al cabo, qué son estas historias sino la necesidad de ampliar las miras de los lectores de papel o digital.

Una de las cosas que más me llamó la atención al hablar en ciertos círculos de que me gustaban las novelas/historias/mangas bl, fue la velada sospecha de mi heterosexualidad. Que, vamos, ofensa ninguna, pero que absurdo lo es un rato largo.

Como si no se pudiera disfrutar de una obra de amor entre chicos por lo que se tiene entre las piernas. Claro, es que hasta ahora el colectivo LGTBI no entendía el mecanismo en el 99% de las historias de amor que existen en el mercado… (léase con ironía)

No hablamos de los gustos o identidades individuales, sino de la representación, la visibilidad, el ver personajes del colectivo inmersos en una investigación de detectives, teniendo una cita, parándole los pies a un villano psicópata o, simplemente, comiendo palomitas en el sofá.

Hay grandes autoras y autores de temática LGTBI, con historias que se clavan y hunden en el corazoncito. Escenas tórridas, violentas, de misterio o con criaturas paranormales. Los géneros y subgéneros son los mismos. La única diferencia: el foco del protagonista, que aporta más diversidad. Y punto.

Así como hay maravillosos escritores LGTBI, vengo a poner el foco en la materia prima nacional. ¡Sí, hay bl/gl español! ¡Y es una pasada! Ahora parece que grandes editoriales comienzan a hacer hueco, como Harlequin, mientras que pequeñas siguen dando un impulso, igual que Kakao Books. Por ello os propongo una pequeña muestra de lo que ofrece el mercado nacional a día de hoy.

Tenéis varios links en este tuit de las FujoshiSis (Gracias a Roser por aportar en este listado). Y, al final del post se encuentran los links para haceros con alguno de ellos.

En serio, dadles una oportunidad.

¿Habéis leído novelas de temática LGTBI? ¿Conocéis más que me podáis recomendar? Si pasáis material, prometo una segunda entrada del tema.

Palabra de amapola.

LINKS

Azahara Vega. La promesa del Alfa

Lena Wolf. Imposible

Maiko Pink. Amor oculto

Fabián Vazquez. La búsqueda del perdón

Roni Green. En el armario

Susanna Herrero. El chico de la última fila

Julio Marín. El chico del corazón blandito

Nisa Arce. Las reglas del juego

Roser A. Ochoa. Seamos una familia

Nut. Juegos de amor

Nayra Ginory. A través del sexo

Alex Sánchez. Rainbow Boys

Bry Aizoo. Fantasía a cuatro manos

Elsa García. Si no es contigo, no es

Iñigo Aguas. Los cuerpos de la habitación roja

Paula Gallego. 7 semanas en París

Clara Duarte. Cada seis meses

PS: Yo también aporto mi granito con ‘Solo quiero devorarte’.

Solo quiero devorarte

‘Solo quiero devorarte’ (Saga Roja 1). A la venta desde el 1 de julio de 2021

Sinopsis:

Cinco pasos: reconoce tu adicción, acéptala, busca una razón para dejarla y prepárate para luchar. Hazlo.

San Petersburgo. La Policía encuentra el cuerpo de uno de los chicos del grupo de desintoxicación que tutoriza Desya. Informan que trabajaba para los Dachnoye y que vendía droga en el Infernum. Pero Desya sabe que no es cierto, y prueba de ello es el mordisco en la mejilla del cadáver.

Tikhon es adicto a la carne humana. Rechazado por los de su especie y viviendo de okupa en casa de su tío, se une al grupo de Desya. Quiere desengancharse. Quiere dejar de matar. Solo que los tentadores latidos del corazón del tutor despiertan sus más oscuros instintos de depredador.

Recuerda, sigue los pasos.

Evita recaer.

Un adicto lo es toda la vida.

El amor no basta para salvar al monstruo.

¿O sí?


Publicación: 1 de julio
Diseño portada: Marta Pena de Cor de Xyz
Correcciones: Antonia Cuenca Honrubia
Papel y digital / Amazon

Estrenamos blog, repasamos proyectos

¡¡Hola y bienvenidos!!

A los que me seguíais en el blog anterior, gracias por continuar por aquí. A los nuevos, espero caeros lo suficientemente bien para que me leáis. Al menos unas líneas. Prometo no pasarme.

Llegamos al ecuador del año, pasado el Solsticio de Verano, casi San Juan, las hogueras con los cambios de estación y más horas de luz ya están aquí. Por ello, me decido a dar un paso y recuperar la idea de escribir, aunque sea un poquito, en el blog. Me he trasladado y aquí seré más concisa. Meno relatos, más artículos e información de novedades, mías y de escritores próximos. Consejos, tips, recomendaciones… ¿Que si me planteo entrevistas? Soy periodista, así que todo puede caer. ¿Voluntarios?

Lo que ahora toca es hacer repaso de mis proyectos, unos cuantos en marcha, otros a punto de ver la luz y un tercero que tiene plazos más amplios.

Lo primero es la publicación de #ProyectoDragón a falta de fecha concreta y nombre oficial. El manuscrito está acabado y enviado la editorial Selecta, de Penguin Random House. ¿Qué es? Romántica histórica, ambientada en Japón, con conspiraciones yakuza e incluye romance LGTBI.

De hecho, este año me lanzo con la novela LGTBI y la autopublicación. Más aún, ¡vuelvo al paranormal! Hay mucho miedo, nervios y emoción. ‘Solo quiero devorarte’, homoerótica urban fantasy. Dos chicos enamorados en un mundo de demonios ambientado en San Petersburgo.

Irá directa a Amazon. ¿Cuándo? La idea es… ¡el 1 de julio! Crucemos los dedos para que la plataforma se porte bien y no dé problemas. Por suerte, tengo un montón de amigas geniales que me dan consejos y me dicen qué hacer pasito a pasito. Prometo contaros la experiencia en un post próximamente.

¡Ah! Lo presentaré al PLA. ¿Que qué es el PLA? También os lo contaré por aquí.

Por último, este 2021 me embarqué en un proyecto muy loco y al que tenía muchas muchas ganas. #ProyectoLotos va ¡¡viento en popa!! Novela escrita a cuatro manos con Roser Ochoa.

También amor entre chicos, fantasía, inmortales, China… Es una pasada el mundo que estamos creando y del que os iremos soltando perlitas. Por aquí también os contaré la experiencia. Si alguien conoce el término ‘danmei’, ya sabe por dónde irán los tiros.

Así que… ¡¡Arrancamos!!

Gracias por seguirme y apoyarme, espero daros material de interés para escritores noveles, autopublicados y en búsqueda de editorial.

Palabra de amapola.

La Memoria del Jardín

Relatos que hablan de flores, relatos que son retales de memoria rescatados del olvido, extractos de un momento que todavía está por venir. Cuentos, narraciones con flores por protagonistas o meras espectadoras del frenético mundo alrededor. Catorce especies, catorce relatos y cuentos. Ven a conocer el genuino y único jardín que estos autores han cultivado para ti.Con prólogo de María de Miguel, filóloga y comunicadora.

Disponible en Amazon.

Encuentro de Novela Romántica en Jaén 2019, ¡todo por amor!

Aquí estoy, tras una temporada desaparecida del blog (¡vergüenza sobre mí y sobre mi vaca!), para traeros las novedades de mi última aparición en público. Todavía estamos con la resaca del intenso día que tuvimos ayer, en el III Encuentro de Novela Románticade Jaén, más breve, RoJa (¡Rojo! ¡Me encanta! Si no sabéis lo que me obsesiona el color, basta con echar un vistazo a mi pelo y las portadas de mis novelas…).
Después de todo un año de preparativos, sobre las diez de la mañana arrancaba oficialmente la RoJa 2019, en el Albergue Interjoven & SpaJaén (que como sitio para dormir está muy bien también, mis padres son testigos). Laura Castro y Soraya Escobedo dieron la bienvenida, organizadoras junto con Alma Gulop y Hadha Clain (nuestra librera favorita), así como la mano de Mari López (ausente por trabajo, pero presente en espíritu), un equipazo que se lo ha currado una barbaridad para llegar hasta este gran momento y darnos así la oportunidad a las escritoras de juntarnos, vernos, achucharnos y hablar de lo que nos apasiona, los libros (¡no solo nos nuestros!)
Con Laura Castro y Soraya Escobedo
La madrina de la cita fue García de Saura Soy un desastre y debo admitir que no la conocía. Gran error. Es una persona increíble, nunca me había reído tanto durante la presentación de un acto. Entre Ataulfos, apuestas por Whatsapp y venganzas con las amigas, sin olvidar la historia de Don Pepino, me morí de risa. Mientras hablaba la agregué al Facebook, porque una escritora así es para tenerla bien cerquita, conocer todas sus novedades (aunque confesó que su futuro trabajo no es tan alocado), y no perderla de vista. ¡García de Saura, señoras y señores! Habló de sus últimos libros, como \”¡Huyamos, ahora que podemos!\”, que en la RoJa volaron. Como sorpresa, se sorteó ser protagonista de una de sus futuras novelas, ¡una de las ganadoras fue Soraya! Organizadora de encuentros literarios y embarazada, serás un personaje inolvidable y que nos encantará, eso seguro.
Bueno, sigo, que me alargo. Durante la mañana las mesas fueron de Jiennenses con Solera con mis queridas Manuela Reyes y Lucía Malpica, que empezó con su “yo no soy escritora, no sé qué hago aquí” que nos rompió los moldes, cuando quería decir que no había publicado. ¡Sí has publicado! A veces tenemos que darnos golpecitos entre escritores para recordar lo que somos. ¡Somos escritoras!
Con Manuela Reyes, Fina Arenas y Lucía Malpica
En la mesa les acompañaron María Alejo y María Garel, moderando Isabel Almagro y Lydia C. Ramírez. Lydia, que también está en la Feria del Libro de Jaén (doble jugada) e Isabel, que luego cambió papeles y se puso en la mesa también a hablar de sus preciosos libros. Ah, La maravillosa Isabel que además se hizo con uno de mis libros, “El Lamento de los Abedules”, se lo dediqué con mucho amor. Y yo que solo esperaba disfrutar del talento ajeno, no sabes la gran alegría que me diste. Si no te abracé hasta la extenuación fue por vergüencita.
Isabel con mi libro y yo ¡tan feliz!
Antes de la hora de comer tocó la mesa de Romántica con la mezcla de otros géneros, con Noelia Medina, Angy Skay, Rocío Pérez y Tania Sexton (y su “Águila Negra” que emana pura sensualidad), con Marissa McRae al frente. Decir que ese rato fue desternillante, es poco. En cuanto pusieron el dildo rosa chillón con más aplicaciones que cualquier móvil en mitad de la mesa, bueno, las risillas estaban aseguradas. Me encantaría contaros la historia del megaconsolador, pero mejor os pilláis alguna de las historias de Noelia y Angy, os partís la caja y la descubrís por vosotras mismas.
Libros Escarlata en la RoJa 2019
Luego tocó la mesa de los chicos, donde Leo Mazzola presentó a Manuel Jesús Segado-Uceda, Luis Endrino, Adolfo López y Antonio Cruz. Poesía, historia, misterio y buena literatura antes de la pausa del almuerzo y una degustación de jamoncito (que me perdí, pero así tocó más a los que se quedaron. Una que se sacrifica por los demás).

Turno de tarde

Con la barriga llena, volvimos a la carga. La editora de Amor de Madre y El ojo de Poe, Inma Puche, dio una charla/coloquio completa sobre los típicos errores en el proceso de edición. Pasó ejemplares corregidos y nos dio un cursillo rápido de cómo funciona la editorial/distribuidora/librería. Muy completo, con pizarra y todo.
Yo misma con Emma H. Fer, Emma Maldonado, Samantha Parker y Lorena Pacheco
A continuación ya fue mi turno y el de mi genialísima Lorena Pacheco, amiga y compi de Escarlata Ediciones. No voy a decir que estaba nerviosa porque mentiría; con ella a mi lado todo es fácil, cómodo y divertido. Me tocó moderar la mesa con escritoras tan estupendas como Emma H. Fer, Emma Maldonado y Samantha Parker. Hablamos del origen de sus historias, de la inspiración, del simbolismo en las portadas, de proyectos de paranormal (¡síiiii!) y thriller (nada como matar un personaje para pillarle el gustillo), de vacas y de mucha mierda (¡y la que queda por llegar!).
Lo disfruté muchísimo, el tiempo en el escenario se me pasó volando gracias a la estupenda compañía. Solo espero que ellas se lo pasaran tan bien como yo, o al menos una décima parte, y que intenté cumplir lo más dignamente posible con mi papel (hasta que hablamos de sexo…)
Yo misma con Emma H. Fer, Emma Maldonado, Samantha Parker y Lorena Pacheco con el certificado

Las lectoras también tuvieron su hueco en la RoJa
, con una mesa especial para ella, ¡porque sin las lectoras no somos nada! Josefina Arenas (mi Fina, imparable energía mengibareña), Carmen Soler, Soledad Martínez y Ani Escobedo. Rosa Castilla y Myriam Ojeda se hicieron cargo de esta mesa, llena de debate y buen criterio, sobre lo que buscan los lectores, lo que encuentran al abrir un libro, lo que les gusta y lo que no (aunque más lo que sí les gusta). Al final me quedo con la reflexión de Fina: “Escribir lo que os guste, lo que queráis, eso es lo importante, y eso nos llega a los lectores”. Nada más que decir.

Finiquitamos

¡Y se acabó! Soraya, Laura y Alma salieron al escenario para despedir el acto, con la triste noticia de que el año que viene la RoJa se toma una pausa. Eso sí, las causas no pueden ser más que positivas, cosas de mamis. Así que descansamos un poco, cogemos energía y esperamos volver a juntarnos tod@s otra vez en el RoJa 2021. Con más historias, más escritoras/lectoras y, sobre todo, con mucho más amor.
No puedo acabar sin dar la ENHORABUENA a las que habéis hecho posible sacar adelante un evento como este, que apenas nos hacemos una idea de lo complicado que es, con un año de preparación por detrás, dolores de cabeza y de organización. Sois unas campeonas, chicas.
¡Viva Romántica!
 
Ay mi Lore, cómo te echo ya de menos…

PS. ¡Ah! No puedo olvidar que también se presentó \”Los detalles que importan\”, un conjunto de relatos seleccionados del certamen que organizó la Asociación Literaria Entre Letras y cuyos beneficios van a la asociación Afais, que trabaja para la inclusión de niños con diversidad funcional auditiva. La cubierta ha sido hecha en colaboración con Cor de Xiz Design y editado y maquetado por Scarlett de Pablo. Una preciosidad de edición.